El mono

Hoy inauguro sección, motivado por unas fotos que me mandara el mono, o santi, o como mas les guste decirle a Santiago Yezabel Buscarini (el nombre del medio está modificado, asi no lo pueden encontrar en internet y preservo su verdadera identidad).

Bien podría escribirle una biografía, o algo asi, pero no haría justicia a la verdad. Y aunque la justicia no exista, o sea ciega, no lo haré igual.

Basta decir que nos conocemos desde hace ratazo, no me acuerdo exactamente, pero fué en el secundario, cuando el estaba mas en el bando de los piolas y yo en el de los nardos que se intentaban redimir (igual tan mal no me iba, ser alto siempre ayudó porque los bravucones son casi siempre unos cagones que tiran la piedra y esconden la mano), pero nos hicimos amigo bastante rápidamente, relación que siguió creciendo con el tiempo. Una cosa que me acuerdo clarito de la primera vez que fuí a su casa, y nos fuimos al patio del fondo a tirar piedras con una onda (o gomera) a una caja enorme de cartón que supo contener un tele. Yo siempre tuve bastante mala puntería, pero ese día fué lo máximo, en vez de a la caja, le pegué a un frasco de vidrio con alpiste que tenia el viejo para darle de comer a los pajaritos. Un pelotudo total! Por fortuna cuando aparecio Alberto, el mono hizo un mea culpa (obviamente falso) para salvarme las papas, y desde ese entonces le debo.

Después, en los veranos íbamos a las playas suntuosas de río grande, pasaba en mi bici a buscarlo, y seguíamos camino juntos. Me implicaba unas cuantas cuadritas de desvío, ya que yo venía por la Av Argentina y podía ir derechito, pero valía la pena. La abuela siempre tenía algo para convidar, tomabamos agua (yo en ese entonces era bien pelotudo y no tomaba mate) y seguíamos rumbo a las cristalinas aguas refrescantes del limay. Cuantas horas al pedo pasamos juntos ahi, jugando truco, metegol, nadando o tirando piedras en interminables concursos de patito. Gloriosas épocas de ocio adolescente!!

Unos años después serguíamos viéndonos, ya en La Plata, donde cada cual perseguía sus carreras, y sus minas. Debo reconocer que la vida siempre le sonrió mas a el en esos menesteres, por talento natural, y por horas invertidas. Yo en cambio siempre mas fiel a la monogamia (manogamia en esos años) andaba lentamente buscando puerto seguro, este en cambio recalaba en cada costa borrascosa que mejor no recordar. Cada cual siguió carreras afines a su personalidad, el educación física (ya había tenido suficiente con el colegio industrial), yo sin embargo perseveré con la ingeniería.  Pero el muy zopenco me abandonó, y se fué para las playas Marplatenses, a ver lobos marinos y persiguiendo un amor, asi que desde entonces nuestros encuentros se han vuelto mas esporádicos, al extremo que yo terminé acá en el gran país del norte, y el está por estos días en  hispania, juntando unos morlacos con su esposa, porque si, a todos los galanes les llega su sanmartín, y el no es excepción. Pero pese a lo poco que nos vemos, y los poquísimo que nos escribimos, el ya se ganó su lugar en mi corazón hace tiempo. Asi que, monete, ahí estás indeleblemente en el zurdo.

Un abrazo eterno.

Etiquetas:

Una respuesta to “El mono”

  1. Joak Says:

    Jabito, hermosas las palabras sobre el monete. Verdaderamente esto es un poco lo que te quise decir respecto de la tonalidad que puede adquirir el blog. Un relato así me conmueve y obliga a meterse en la temporalidad que ponés en palabras: la orilla del río, las largas horas al sol del seco neuquén jugando partidasos de metegol, el acercamiento y el distanciamiento del amigo. Hermoso raconto de un fragmento de la historia. Muchísimo más afable para mí como lector que un raconto de acontecimientos (siempre bienvenidos) pero que no alcanzan semejante sublimés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: