Espresso

Febrero ha sido un mes que ha pasado sin demasiada pena, ni demasiada gloria. Digamos que entre los  hechos mas relevantes de este mes frescolari (al menos acá en el nord) se encuentra la adquisición de la que espero sea mi cafetera por muchos años. En realidad esta historia se remonta varios meses atrás, cuando no se bien porqué me agarro una especie de pedo cósmico con el café espresso, quizás luego de despotricar contra la porquería que venden en el cafecito de la biblioteca y que los caraduras se animan a llamar espresso. El asunto es que encontré una página interneteana muy interesante, en la cual muchos enfermos gringos que no tienen un pedo que hacer comentan sobre máquinas, técnicas y altos pedos de esa índole. Pasé de la lectura electrónica a el librito de uno que fué mas allá, se abrió su café, le metió rigor pseudocientífico, y escribió sobre como le parece a el que se debe hacer un buen cafetín. Y finalmente, luego de las vacaciones y el balance de cuentas, me decidí y clavé una máquina bastante mas grande de lo que cualquier usuario hogareño necesita. Pero es bellísima, y a mi me encanta exagerar, asi que apenas la ví en ebay, me decidí a surtirla, y así lo hice. No fué inconveniente el tener que manejar 500 km para ir a buscarla (y otros 500 para traerla), ni que los ahorros quedaran en cero. Asi que a mediados de febrero era pobre -monetariamente-, pero rico -emocionalmente- (quizás sea la primera una condicion necesaria y suficiente para la segundo). El tema es que había visto ya muchas fotos de gente que dasrmó su maquina para darle una limpieza a fondo, y yo no iba a ser menos. Asi que munido de mis herramientas, le pegué una desarmada global,a riesgo de que, como en mi mas tierna infancia, me sobraran piezas luego del re-ensamble.  Metí las partes de cobre en ácido cítrico para limpiarlas y sacarles el sarro, verifiqué que habia un par de gomas que cambiar, le saque toda la borra de café acumulada en los años de servicio, y repinté una rejillita de metal que comenzaba a oxidarse. Digamos que fué una labor bastante artesanal, para que finalmente quede un aparato flamante, y descomunal, que finalmente hoy parece haber encontrado su lugar, en la divisoria entre la cocina y el comedor. Acá algunas fotos de la secuencia, sin demasiada explicación

Recién llegados de la búsqueda del tesoro. Como caro estaba muy ocupada ese sábado, me acompañó el titán de Bill. Un viaje de antología que merece un capítulo aparte.

las primeras mugres

Primer desarmada de la máquina, donde se ve que estaba medio mugrienta…

En esta se ve la tanqueta de agua, que por si la escala no ayuda, tiene 11 litros de capacidad.

Ni hablar de los cabezales, con mucha grela, un poco de sarro, y las gomas que contornean remilresecas.

Acá ademas de la mugre se ve la bombita

Detalle de la desarmada, muchos caños de cobre por todos lados. A esta altura el terror de no poder poner las cosas en su lugar en el futuro era inmenso.

La rejilla inferior, que además de tener café, estaba empezando a oxidarse en las partes donde la pintura se había levantado.

Estamos al horno…

Yo al lado del mostro bastante desarmado (quedó mas destripada aún en algún momento no documentado)

Cuando saqué el tanque, y lo miré adentro, estaba lleno de esta porquería carbonizada.

Esta es la tapa del tanque. No se parece al  “el grito”?

Todo lo que era de cobre fué metido en este tupper gigante, comprado especialmente en guolmar para la ocasión.

Después le metí agua caliente, y una bolsa con 200 gr de ácido cítrico en porvo. Lo dejé actuar durante la noche.

Al día siguiente decidí desarmar un poco mas estos cañitos, porque sospechaba que no se habían limpiado bien por adentro (y porque ya que andaba en temerario, había que desarmar todo, del todo)

Ya después de enjuagar las cosas, comenzó la rearmada.

El tanque quedó hecho una pinturita.

Y la máquina va tomando forma

El cabezal también quedo fetén fetén

Y cada vez vá tomando mas forma

Acá destripé una de las válvulas vaporieras. Esta tiene una rosca medio hecha fruta, asi que espero que al menos quede bien cerrada, y usaré la otra hasta que muera y tenga que verme obligado a  cambiar las dos.

Una vista en perspectiva isométrica, donde contrastan el panel plasticoso, y las tripas metálicas.

Ahora en perspectiva caballera.

Y ahi está, al maquina re-ensamblada, esperando que le conecte el agua y la electricidad (necesita 20 A a 220 volts, ustedes saquen la cuente de cuanta potencia chupa -pista: como 44 bombitas de 100W).

Después de un tiempo conseguí el molinillo, un mazzer super jolly, impresionante, y que hace mucho juego con le cafetiere.

Ahi la vestimos para la foto, con jarritas y otros chirimbolos.

Un detalle de los cabezales, y la valvulita que le tuve que cambiar, porque la vieja estaba podrida, y se iba a romper en cualquier momento.

Ahora sin el portafiltro se ve clarita la pantalla de dispersión

Las tareas de plomería fueron de lo mas arduo. Acá el estoy poniendo una T al caño de agua fría de la cocina.

Y acá estoy intentando ponerle el filtro de agua, para evitar que se vuelva a sarrificar.

En que andamos ahora? Bueno, tuve que rehacer la conexión de agua porque perdía, y hasta nos quedamos unos días sin agua fría en la cocina. También hice una conexion al enchufe del horno, que es la única entrada de 220 a la casa (no olviden que acá todo lo demás es 110). Y en estos momentos estamos en una situación cuasi operativa, lástima que cuando prendo la resistencia calentadora hay algo que pierde agua, y tengo que revisarlo, localizarlo y repararlo, casi nada. Pero las ganas de usarla por primera vez me consumen. Cuando ande reportaré, mientras tanto acompáñenme en el nerviosismo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: