Conferencia 1: Orlando

Si si, llegó la primer conferencia del año, y me fuí para Rolando (no hay error tipográfico, o no suena acaso mas simpático este nombre?). Fué bastante desafortunado que 3 días antes de partir me haya agarrado una gripe catastrófica, y que el viaje lo haya hecho con una fiebre bastante galopante. Asi que el primer día en vez de aprovechar que no habia casi nada en la conferencia, en vez de irme a cocoa beach o a cabo cañaveral, me haya quedado en la cama del hotel.  Por suerte ya el martes mejoré, y empecé a ir a la conferencia, en la cual recién presentaba el jueves, la última charla. Para ir desde el hotel a la conferencia habia alquilado en teoría el auto mas barato y pedorro que tenían disponible en hertz, pero despues de hacer los papeles y arrimarme al estacionamiento indicado, me encuentro con un un ford mustang , coupé, 5 litros de motor ronco, y la verdad no entendía nada, pero lo agarré sin chistar y salí a quemar un poco de goma. El auto la verdad es un fierro, pero en pedo me compro un coche asi y que sea automático, que pérdida de emoción tiene esa caja del orto!

Pero para matizar el vertigo del movil, mi único compañero de viaje fué Xin, un chino que hace 2 años está en el lab, y que tiene un inglés de cuarta, no en el sentido gramatical, sino porque no entiende un sorongo ni logra que vos entiendas un corno. Asi que la comunicación se hace bastante áspera si uno no tiene una paciencia elefantiásica (no es mi caso), y a veces prefería el silencio a tener que repetir 3 veces alguna anécdota. Asi que entre la gripe que se desvanecía, el chino que no daba para la charla, la conferencia que no me entusiasmó demasiado (pero hubo algun lindo par de trabajos), y la ciudad pedorra donde estábamos, el viaje fué rasca. Reconozco que el último día fué el mas entretenido, porque fuimos a Animal Kingdom, y el parque me gustó bastante, con su safari mentiroso, los muchos senderos con animaletes, la expedicion por los rapidos de kali, y la montaña rusa adentro del everest.

En definitiva, un viaje mas, pero nada de otro mundo. La ida de hace dos años fué mucho mejor, con la ida a la playa, al centro espacial kennedy (quenedí, solo para entendidos), y el paseo por epcot con los maravillosos fuegos artificiales de cierre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: