Episodio 1: La Plata

La ciudad de las diagonales es una parada obligatoria. Gomías y familia requieren siempre que dispensemos un tiempillo  con sus ánimas. Y nosotros, gostosos, aprovechamos la oportunidad.

Esta vuelta nos fueron a buscar a Ezeiza Pablito con Agus, mas Pau que se sumó a la muchachada. La historia es buenísima, porque en teoría los chicos vendrían desde LP, pero medio a último momento (especialidad de agus), salió la necesidad de irse para Chivilcoy, asi que luego de un madrugón infernal, previa pasada por Chivilcoy para firmar los papeles de la venta del renó 9 (con vistas a cambiarlo por un 206 que la lleva a Molo cuan Speedy Gonzalez de un lado para el otro) y de paso cargar un par de chorizos, que serán degustados unos párrafos más adelante. Finalmente llegaron a horario al aeropuerto, pero le erraron de terminal, y un par de llamados telefónicos corrigieron el pifiazo. Acá se nos ve a todos en el movil, festejando el estar juntos una vez más

De ahi fuimos para lo de Agus, que sería el puento de encuentro con Juaco, que si mal no recuerdo andaba laburando. Asi que mates van mates vienen, se hizo medio tarde, juaco me puteó –con cierta razón– por no llamarlo antes, pasó a buscarnos, y nos llevó a su dulce morada, donde nos esperaban junto al gordinis topolino,

De mas está decir que el bidón andante será la estrella fotográfica de aquí en más. Asi que al que no le guste, desenchufe la compu, y cohetéese (creo que esta palabra está a pasitos de ser aceptada por la Real Academia, asi que usándola me anticipo a su validez bajo mi propio riesgo).

Mírenlo, sino, tomando su mamadera en el sillón, cuan un gusanillo obeso prendido al xilema de una palmera

Pasadas las primeras charlas con los chicos, los primeros morficitos, y el dulce recuerdo del sabor del La Serenísima clásico, nos tocaba el primer gran asado reencuentro con los compañeros de la facu. Como la casa de milio no está siquiera empezada, recalamos nuevamente en lo de Agus, cuya parriya ha visto ya unos cuantos asadazos, y promete durar un par de millones más.

Entre los invitados tenemos a la pareja de Nadia y Germán, que estan en la dulce espera (si no me creen, solo vean la siguiente foto, y el que quiera creer que Nadia es muy aficionada a la birra, que lo haga bajo su responsabilidad), MIlio e Ivi -tambien dulcineos- Pablito y Pau, y los anfitriones, Agus y Lau. Digámoslo como se debe: los sospechosos de siempre.

El arranque fué con todo, aprovechando el viaje relámpago de los chivilcochinos. Agus con su habitual maestría le surtió en diagonal a un par de sochoris, que se adjuntaron a panes aserrados con similar inclinación. Una delicia divina, como una ambrosía terrenal. Como se extraña esto, que lo parió!

Entre tanto en el quincho se maquinaba el asado, que para variar no era precisamente escaso: tapa de asado, vacío, tira de asado, mondiola de cerdo, choris, y coronando la torta, unas morcillitas vascas que son mi debilidad. Las mollejas no las conseguimos, para felicidad de lo que dicen que acumulan alguna porquería medio cancerígena.

Más a la tardecita pasaron a charlar un rato Juliana con Valentina, y acoplada a ellas estaba susana, que vino a LP para el cumple de valen, y embocar la llegada de caro (esas son las jugarretas qeu hace uno para maximizar un poco el tiempo con la flia, que como dije antes, siempre resulta poco). Henos aqui en el patio, cuando ya varios de los comensales hubieron retornado a sus hogares a hacerse un siestón digestivo.

De vuelta en lo de juaco, estuve tratando bastante duro de regenerar la vija compu toshiba para que juaco pueda  hacer el papeleo de la afip, o algo por el estilo. Al final no anduvo, pero lo que logramos de todo eso es esta foto del gordinis atorrante, que se fugaba de su puesto de ayudante inflapelotístico cibernéetico, para convertirse en buscador insaciable de objetivos de cámaras fotográficas.

Esa misma noche partimos a lo de Nacho, a morfar unas empanadas que se encargó de pedir a alguna casa altamente recomendada por bilardo. Ciertamente estaban buenas, pero mas bueno estuvo el encuentro. que groso es estar todos juntos y cagarnos de risa, discutir, putear, etc con los hermanos de uno. Además, el dto de nacho esta precioso, y con olor a jazmín de una planta preciosa que hay al a entrada. Se puede pedir más? Si, helado de dulce de leche.

Otro de los planes Platenses era juntarnos con mis compañeros de estudio, Adrián y Ariel, aprovechando que el segundo estaba también de paseo por la plata, dejando por un rato su laburo en Barcelona. Fué una noche inolvidable, con Adriano cocinando un peceto relleno con chorizo, del cual encontró en internet una receta con nombre inolvidable: Peceto Violado.  Ciertamente que los extraño a estos dos pelotudos atómicos, será por su sencillez, corazón enorme, y sintonía fina en la que nos encontramos. Quién carajo dice que polos iguales se repelen? Habrán querido decir Pollos iguales? Debe haber sido algún timbero de las riñas.

Para coronar el paseo platense, varias fotos del gordinflón. Una manoteándose el pito (conocido por esos momentos como el Tatu, dios sabrá porqué esa deformación ininteligible).  Otra clavándose unos mates con el tío abandónico, y finalmente una haciendo flexiones de brazos como el padre, imitando a la perfección el jadeo que conlleva ese ejercicio (caj caj caj), digno de mirar en videito, que quizás alguna vez suba para imortalizarlo.

Y ahora si, colectivo, y a Neuquén, que la familia espera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: