Capítulo 2: Neuquén

BenvenuttI a neuquén. Llegamos en colectivos, y como siempre nos fueron a buscar la vieja y los abus. JuaPo y napo estaban en camino en el juacomovil, y josecho ya estaba internado en el sur desde hacía un tiempo (no lo habíamos visto en LP).

Enseguida a casita, que había que almorfar para no abandonar el ritmo atronador de ingesta que significan las vacaciones por el sud. De mas está decir que es complicada la llegada, porque todos quieren saber todo en un saque, y en particular a mi me cuesta acordarme de que cosas tengo para contar (una tara de primera clase, que intento paliar escribiendo blogs y cosas por el estilo). Por suerte los mates ayudan, asi como la apacibilidad de los días pre y post natalicio del niño jesus, el de la Crush.

El primer recuerdo fotográfico que tengo de la estadía es una cena, donde se ve nos acordamos de sacar la cámara de la funda, y ahi estamos, en el patiecito de casa, comiendo con los chicos que ya habían llegado, a la fresca de la noche neuquina.

Entre las cosas cotidianas, está la interminable tarea de corretear atrás de fermín para ver que cagada se manda, y tratar de evitar los cortocircuitos, destrucción de porcelanas de la dinastía ming, y algún eventual tropiezo mientras camina entre el encadenado de una obra en costrucción. Por suerte acá lo agarramos tratando de descular el complicadísimo mecanismo de la casita de encastre, que fuera nuestro chiche por muchos años, y que el querubín hizo suyo apenas descubrió que necesitaba embocar las llaves para poder abrirla y asi poder rescatar las figuras que el mismo metiera por arriba.

Otro entretenido divertimento fué una caja de fósforos, con la cual el hereje de mi tío me dejó jugar, o mas bien, desparramar su contenido por todos lados, hasta que la capa de baba los cubrió uniformemente y los transformó en inservibles

Porqué no jugar con milagros, la tortuguilla gestada en la canasta del orégano? Acá le está dando lo que en ese momento era un beso

Además de esto, tenems en casa la super pelopincho, que es casi el mejor amigo que uno puede tener en el verano. Una función secundaria que le encontramos a la pelopinch es la de caminar sobr eel agua, o mas bien, sobre el nylon que la proteje de el porvo patagónico cuando no estamos zambulléndonos. Ahi el gordo descubrió las comodidades de la cama de agua, y le costó largar el vicio de que lo zangolotéen. Por otro lado, aprendió a meter la cara bajo el agua, y hasta se bancó bastante estoicamente el olazo que le pegué en cierto chapuzón bestial que me clavé.

Y para rematar esta sección piletística, una foto hermosa de las que sacó dari con su zoom maledicto, que tanto criticamos, pero que al final dá sus resultados (eso si, una de cada 20 salen bien. Zapata yo?)

No recuerdo bien cuando, pero fuimos a morfar todos juntos a lo del viejo. Sabido es que la relación con juaco está bastante alicaída, por no decir otra cosa, pero buen;isimo que juaco suqiso ir, y llevar al gordini a que vea a su abuelo. Este preparó unas pizzas de ultimo mmento, con la mozzarella mas cara de la historia, y ahora uqe digo esto me parece que era el 25, porque el asunto es que estaban casi todos los negocios cerados, menos uno del barrió que remarcó todos los precios a modo de recompensa por esr el unico que abrio el boliche para laburar.

Y si de morfis hablamos, no podemos dejar de dar unas loas a las boloch, que siempre habitan en cantidad en nuestro querido hogar. Asi, cada mañana, postre, siesta, mediatarde, nochecita y medianoche, rendimos tributo a ellas, clavándonos unas cuantas, como se puede ver en la siguiente imágen. Fermín muestra también una avanzada inteligencia al apoderarse del pote de dulce de leche, y enchufarse unos cuantos cucharazos en la tripa.

La cena de navidad suele ser el punto cúlmine de las vacaciones neuquinas. SIempre hay algún morfi de primera, mas tortas del momento hechas por al abuela, mas cocas a granel, postre, garrapas, champú, y regalos a la luz del arbolito. Casi nada. Algunas compras que hicimos antes de tan magna fecha fueron cargadas en el carrito por el bidón incontenible, como se puede apreciar

Este año el morfi salió de lomitos a la parrilla, y los cuatro dermanillos nos sacamos una foto adelante de la parrilla antes de arrancar con la cocinada.

Los abus apenas llegaron se apostaron en sus posiciones correspondientes, y entraron a darle sin piedad a la picadita, además e aprovechar para mimosear a fermo, charlar con los otros nietillos, y hacer gala de su vestuario navideño (que como todos sabemos lo que importa no es la pilcha, sino la percha).

Fermín entre tanto los miraba de abajo con una cara de pícaro que no se aguanta

Cuando estuvo todo listo, no ssentamos en la mesa, y le entramos a dar como salamanca al piano. Que lindo la pasamos, no es que sea especial el día, sino que uno lo va esperando durante todo el año, y cuando llega se lo disfruta de modo mas intenso. O como dice nimo, al menos asi, lo veo yo. Como ya había refrescado un poco, jo le prestó al abuelo una camperilla que tiene, y que es especial para arruinar fotos con flash. Se darán cuenta fácilmente al ver al abuelo como un obrero de esos que andan al costado de la ruta en la noche, y las bandas reflectoras de su ropa hacen que parezca un fanático enfermizo de huracán. Igual, es la unica foto que tengo de la cena navideña, asi que ahi les vá.

Bien comidos y bien bebidos, nos mandamos para dentro, que ya habí apasado el reno de papá noél (digo, el renault, porque tiene un R6 medio fané y descangayado) y los regalos esperaban adentro. Yo me acomodé los antiojo para poder ver bien los nombres, y no quedarme por ejemplo con alguna bombacha que tenía como destinataria a la abuela, y le metimos a la entrega de premios

El arbolito lucía así:

Y la entrega fué algo así, pero con bastante mas onda, ruido a papeles rotos, y a besos en cuanto nos dábamos cuenta de quien era el originador del regalote

Yo sinceramente creo que la mas feliz de todas con el regalo fué caro, que ligó su libro “El corazón helado”, el cual no sabía si comrparlo o no, en fnción de la ajustada economía familiar, o mas bien, del regimen dictatorial que impongo sobre nuestros ahorros. Pooooobrezita.

El 25 creo que hicimos las pizzas con pá, y a la tarde seguro estuvimos afuera, asi que pego algunas fotos de  afuerismos que tengo rondadno por ahí. La mayoría nuevamente son de fermín, porque es demasaido lindo como para no poner fotos de su regordez.

Los abus pasaron un rato a tomarse unos materiales, y cargarse de mas mimos. En la foto se lo vé al gordo cuando es fué a hacer un poco de compañía.

El 26 fué el cumple de má, como todos los años. El festejo suele convocar a casi todos sus amigos, que son un montón, y aprovechando la bondad del clima, montamos todo el circo afuera. Juaco se subió a una escalera, y sacó esta foto que muestra a todos en plena acción devoradora de empanadas, mientras que ayudana la digestión con algunos litros de totín. Así no hay hígado que aguante!

Algunos tet-a-tets importantes (al menos para mi, porqeu aparezco yo😉 ) de la fiesta son los siguientes

Mención aparte requiere la tarea de Jo y Lucía al preparar la torta. Los tortolos, haciendo honor a su apodo, prepararon un tortón la cual no le escatimaron nada, y menos dulce de leche. Acá se los vé acaramelados, luego de pegarle los 300 rocklets a la cobertura

Ya pasadas las comilonas mas obscenas, nos seguimos dedicando a la parla y el mate. Asi es que nos fuimos a lo de margarita a pasear, después de habernos tomado unos mateccillos en la vereda, en compañía del inagotable fermín de las tempestades

Esta foto del camino de ida me encanta, porque muestra la aridez que nos rodea, y que pese a ser asi de yerma tenga tanta vida, y tanta intangible atracción. Es que será desértico, pero es nuestro.

Ya en la chacra (mucho mas verde porque está cerca del rio y tienen riego), nos dispusimos a comer unas empanadas (si, por tercera vez), y toamr algun tintorro, mientras charlabamos durante el atardecer. La chacra tiene 4 casas, todas diseñadas y construidas por Makret, y a cual mas linda que la otra. Esta vez nos quedamos en el patiecito de la ultima creación, que es una casa con la mayoría de las paredes hechas con fardos, asi que es muy fresca en verano, y calentita en invierno, además de muy económica y rápida poara construir. El techo es con pastitos, para completar la integración con el medio ambiente.

Ya casi antes de pirar para Viedma, los Tornatore nos invitarona su casa a comer unas pizzas ala parrilla, que josecho se encargó de cocinar. La casa de ellos queda pasando en aeropuerto, en dirección a plottier. Juaco que es un corredor hecho y derecho, se iba a ir al trote, y yo que soy guapo, me decidía acompañarlo. Graso error! Casi muero en el intento, había mucho sol, yo tenía poco estado, y no se que más, pero casi muero para hacer la casi decena de kilómetros que hicimos. Por suerte llegamos, pileteamos un poco para recuperarnos, y hasta me reivindiqué en mi capacidad deportiva ganando un tiro al arito de basquet que jugamos con bilardín. Acá abajo, las pizzas y las sonrisas de los invitados y los invitantes

Para despedirnos de neuquén, tres fotos muy hermosas del gordo, que recién volveremos a ver por un rato el día de regreso a la plata, que coincide con nuestro regreso a tierras gringas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: