Cumple

Empiezo disculpándome porque no se donde metí las fotos de mi cumple, pero creo haberlas borrado, asi que posiblemente nunca aparezcan ni aquí, ni en ningún lado. Igual no fue gran cosa el festejo, ya que estabamos bastante recién llegado del viaje veraniego y queríamos ingresar tranquilamente en la atmósfera local. Asi que vienieron solo nuestros amigos latinos a tomar un tecillo y comer una torta de chocolate que preparamos a base de un cacaito en polvo muy bueno que conseguimos acá (y por la transitividad de los ingredientes la torta también salió muy buena).  La cosa es que con el resto de la gente arreglamos para fusionar el festejo del cumple y la realización de una promesa que habíamos hecho hace rato, puntualmente, cocinar un cochinillo al asador. El asunto es que empezamos desde el retorno del partido de basquet a organizar el tema, y ya para el sábado la onda era hacer un cerdito y un cabrillo, y también hacer los asadores a partir de unos fierrillos que conseguí en Home Depot (una casa GIGANTE de artículos de construcción/ferretería). Habíamos invitado a mucha gente, y pocos habían confirmado su presencia, pero sabíamos que iban a ir unos cuantos, y las cuentas no fallaron, fuimos unos cuantos. Asi que desde temprano estabamos con Bill (el que ponía la casa) organizando las cosas, haciendo compras (el y su novia, Naomi), y los asadores (yo). Parea el mediodía estaba ya prendiendo el fuego y descorchando un Los Alamos malbec 2005 que ayudaba a sobreponerse al fresco (bajo cero) reinante. A eso de las 3 de la tarde empezo a caer la gente, cuando ya se empezaban a olfatear las primeras moléculas de carne con ganas de cocinarse, y ya para las 6 estabamos adentro intentando liquidar los animalejos. Entre los invitados de honor vinieron Tino y flia, si, logre despegarlo un rato de la casa y se vinieron en barra, asi que me ayudó un poco a dar vuelta los bichos cuando fué el momento. La fiesta fue mutando a medida que pasaba el tiempo, y en su punto álgido teníamos a casi toda la gente morfando en el garage que ofició de comedor, para después trasmutar en un bailongo gestionado por DJ Pasquale (tano con laptop y musica movidita). Ya a eso de la medianoche teniamos a alguno en pedo irreversible, aunque la mayoría se mantenía bien en pie, y la charla era amena, aunque el sueño ya me estaba venciendo, y emprendimos la retirada despues de intentar arreglar un poco el despelote que había quedado.

Ahora nos quedaron dos asadores, un monton de troncos, y ganas de repetir el evento pero cuando no haga tanto frío, porque se hace muy complicado que se cocinen bien la partes anchas cuando la parte que no da al fuego se congela!!  Pero para ir aprovechando un poco los tronquitos que quedaron, tengo planeado conseguir un disco de arado, unos hierritos roscados y mandarme un disco magistral para hacer unos pollos al disco mortíferos!

Abajo se me ve en plena tarea de posar para la foto mientras las carnes se asan y el sol empezada a claudicar ante la insistencia del ocasochochines.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: