Otra vez el sol

Hacía ya un par de meses que estando con Ramiro y Úrsula habíamos comprado las entradas para ir a ver al Cirque du Soleil este miércoles  (hubieramos preferido un viernes, pero los asientos que quedaban eran una porqueria). Asi que a eso de las cuatro y media la fui a buscar a caro, y salimos hacia Boston, mate en mano. El viaje se hizo largo porque alrededor de las 5 es la hpora pico, y la salida de Hartford se vuelve intratable por el tráfico congestionadísimo y la gente muy narda para manejar. Pero como salimos con mucho tiempo, llegamos bien, y a la entrada los esperamos a los chicos. Llegaron un poquito mas tarde que nosotros (fieles a su costumbre), pero antes que empiece el espectaculo. Entramos y nos sentamos en nuestros lugares, a escasos metros del escenario, pero con una columna a nuestro lado que nos daba resquemor de que podamos perdernos algo. Asi que como Ramiro tenia un papelito impreso donde le daban la posibilidad de cambair las entradas que tuviera por unas mejores, si las hubiera. Asi que salimos a los rajes, y si, efectivamente lo que decia el papelito era cierto (era posible cambair las entradas), y no solo eso, habia mejores ubicaciones. Asi que con las entradas nuevas las buscamos a las chicas, y nos fuimos a nuestro lugarcete mejorado. El espectáculo, Corteo, es impresionante. La linea argumental es el velorio y la vida en el cielo de un tano que palma, y que es muy querido,a si que lo lloran mucho en la tierra, y se reencuentra con sus amigos en el cielo. Cuando el espectaculo esta por comenzar, y ya las ultimas personas se van acomodando, empieza un show payasezco entre al gente. Una sepulturero empieza a buscar al muerto, y un par de lloradores largan el moco con unas mangueritas mojando a la gente. La cosa es que entre el publico buscan a quien poner en un cajon, y los llorones se tiran sobre la gente, abrazandola y mojando a todos alrededor. El asunto es que como nuestras butacas estaban tan expuestas, que un llorón se le prendió a caro, que estaba durita como un garrotito de los nervios y la emocion. Ya despues de eso encuentran a uno que entra bien en el ataúd (quien es de la troupe), y el espectaculo empieza. No les voya dar detalles de los actos, porque son muchos y a cual mas lindo, algunos muy delicados, otros muy tiernos, otros muy complicados y de extrema dificultad. Una combinacion que te deja con la boca abierta todo el tiempo, y que hace que las 2 horas que estuvimos ahi se pasen como un pedo en un canasto -por lo rapido, vale aclarar-

Como no se pueden sacar fotos adentro, tenemos solo una fotito antes de entrar, y antes de que lleguen los chicos, pero como documento de que estuvimos basta y sobra.

sol.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: