Tromba Findesemanera

Mientras Ernesto casca las costas floridianas nosotros estuvimos también como tromba, dando vueltas de un lado para el otro.

Arrancó el viernes con todo, primero el cumpleaños de Daniel, a donde partimos a eso de las 7. Llegamos media horita más tarde de lo arreglado, lo cual esta muy dentro de la desviación estándar. Mas tarde llegó la otra pareja de invitados, Enriq y Begonia, pero ello si tenían una buena excusa, Irene, su enanita hermosa. La cosa es que el festejo fué muy íntimo, con mucha carla y comida mexicana, que los chicos aprendieron a hacer durante su doctorado. La foto nos muestra aún entrándole a los tacos, o cosa similar.

cumple-daniel-002_.jpg

Después de eso, tipo 12, salimos para la casa de Andrés y Jaime, los colombianos fiesteros, que organizaban la festichola de inicio de semestre en su casa, y a donde se invitó a media universidad. La cita era a las 10, pero al ya tener compromiso, sabiamos que nuestro arribo sería con retraso. Pero a la hora de salida, y a la distancia (approx 1 hora d viaje) hay que sumarle el tiempo que estuvimos perdidos en el camino, ya que nunca habiamos tomado ese caminito secundario que creimos un atajo, y termino deglutiéndonos para dejarons en su estómago de negra noche. La cosa es que con perseverancia logramos llegar, pero a las 2, y aya la gente empezaba a retornar a sus pagos, con estados mas o menos etílicos, pero seguro que alegres porque la festichola salio buenisima. Asi que lo que hicimos fue quedarnos charlando con lso anfitriones hasta eso de las 3:15, cuando emprendimos la retirada, ya que al otro día venía Niclás de paseo y queríamos ordenar un poco la casa. Antes de salir nos sacamos una foto en automático que muestra nuestras caras de hechos bastante pelota

colombians.jpg

El sábado nos levantamos tarde, para recuperar las horitas de sueño invertidas en la joda, y nos preparamos para recibir a Niklaus, que llegaba a las 3 de NUeva York, donde fué a un congreso, y de donde salia su vuelo el domingo a las 7 de la tarde. Es decir, nos vino a visitar unas 27 horas, en las cuales queríamos ponernos al tanto de como andaban sus cosas en La Plata, como andan las cosas en el laboratorio del Leici, y tambien interiorizarlo en los detalles de nuestra vida por acá, entre otras cosas.

Como si eso fuera poco, también había arreglado antes con tino de ir a visitarlo, asi que apenas llegó el alemán, comimos algo, y salimos para Boston. Tino nos estaba esperando con el fuego prendido, mientras adobaba dos costillares de cerdo. COmo sabrán, Tino es un valuarte de nuestro mismo laboratorio, pero que emigró hace unos cuantos años, y a nosotros solo nos llegó su leyenda. Yo después de venir lo corporicé, y e di cuenta qeu todo loq ue contaban de el era verdad, pero para Nicolás era el bautismo, asi que charlamos tupido del pasado y del presente laboratoril, mientras también comiamos intensamente, y regábamos con unos vinitos que traje de italia, y que mejor oportunidad de compartirlos que esta. FInalmente se hicieron las 11, y estabamos medio cansados, asi qeu nos quedamos a pernocatar, con al promesa de rajar temprano al otro día, en realidad ellos también salía temprano a llevar a Flopi al dormitorio de la universidad, ya que esta semana empieza con la uni, y bueno era la ultima noche “en familia”. En la foto se nos ve a los tres Leicios posando frente a la parrilla (los asados son toda una institución en nuestro lab).

visita-nicolas-004.jpg

Efectivamente hoy (domingo) nos levantamos temprano, tomamos unos mates, charlamos otro rato, y terminamos saliendo a eso de las 9 para acá.  Asi que a las 11:30 estabamos en casa organizando el almuerzo, y buscando las direcciones al aeropuerto, donde teníamos que estar a eso de las 6. Entre tanto seguiamos charlando y enterándonos de los pormenores platenses, planes futuros, planes pasados, y como dicen los gallegos, las cotillerías. La culminación del horario de almorfe fué ir al centro a tomarnos un heladito de Uconn. En la foto se nos vé después de entrarle al susodicho bajativo y de dar una breve vuelta por el breve centro.

visita-nicolas-012.jpg

Ya después de eso se hizo la hora de prepararse para salir al aeropuerto, que nos esperaban 3 horas de manejo, y alguna posible perdida, porque el camino era desconocido en su trayecto final (este es una aeropuerto relativamente chico, cercano al JFK). AL regresar a casa pasamos por la panaderia Argentina a comprar un par de porquería para comer con el mate allá en el aeropuerco. Los precios de las facturas son de importación, 90 centavos cada medialuna (un pan medio endulzado según mi calificacion a posteriori), y 1,10 cada cañoncito de dulce de leche, que al menos estaban mas pasables. COmo le dije a Nicolás, esto es solo porque estas vos, sino ni en pedo les compro a estos ladrones. Pero al final estuvo bueno, porque despues del viaje, y de hacer la confirmación de los pasajes, nos preparamos los matecines anhelados, y charlamos por media hora, antes qeu el alemán partiera hacia la ciudad de las diagonales, y nosotros retornáramos a casa, ya con el orto sin raya, cansados, pero contentos de haber tenido un fin de semana tan intenso.

Mañana es feriado, y aprovecharemos a descansar un poco, aunque Caro tiene plan nocturno desde hace rato. Se va con una amiga colombiana a ver a Shakira, y yo me quedaré intentando arreglar el auto, que como les dije, tiene la homocinética cagada, y ya compré el repuesto para arreglarla.

Hasta la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: