Llegada a Italia

Bueno, después de tanto preparativo, estoy en la bella Italia, actualizando esta bitácora desde la compu de Marco.

El viaje de venida ha sido un exito, pero igual no deja de ser plomísimo. Para que se den una idea: de casa salí a las 14, para tomar en el centro de Hartford a las 14:30 el colectivo de los chinos hasta NY. Eso salio bien, y llegué a eso de las 17:30 a Broadway y la 32 (para darse una idea, esta a 2 cuadras del Empire State), de ahi camine un poquito (approx 300mts) para tomarme el subte F, en la estación hacía un calor de monos, por suerte en 5 min vino el susodicho, y adentro del vagon hay aire acondicionado. Después de unas cuantas estaciones hice el cambio a la linea E, que es la que lleva a la estación del tren aéreo, que te deja en la terminal correspondiente del aeropuerto (en mi caso terminal 1 porque el vuelo era de Alitalia). Asi que despues de esa pequeña epopeya, a las 18:30 estaba ya haciendo el check-in, y tenía 2 horas y media por delante para esperar el embarco. Pasado este tiempo (leyendo en un silloncito bastante apoltronado), embarcamos, y despegamos como media hora mas tarde, a las 21:40, ya que están haciendo reparaciones en el aeropuerto y parece que había alguna pista que estaba fuera de servicio. El viaje en avión estuvo piola, me tocó una ventanilla de donde pude ver tanto el despegue como el aterrizaje, y la comida era decente (tenía un hambre considerable). La llegada a italia fue a las 11:20 hora local, es decir las 5:20 en eeuu, y las 6:20 en Argentina. En migraciones me emporlaron, ya que estaba en una cola que una persona antes de que me toque a mi, cerró. Porqué? porque es la hora del almuerzo, o de ir preparandose para almorzar, y los tanos en ese sentido son unos grandes, se toman religiosamente la hora, hora y media, del amuerzo, llueva, nieve o truene. Asi que después de hacer un rato otra cola, me hicieron un par de preguntitas simplonas y me dejaron pasar. La espera de las valijas fué eterna, ya que los muy chotos de las aerolíneas castigan a los que llegan temprano a despachar las valijas, guardándolas primero en la bodega, cosa que son las últimas en ser devueltas. Pero tampoco fue tanto, quizás media hora, y cuando salí estaba Gianmarco esperándome. Fué buenísimo el encuentro, charlamos un poco, y nos fuimos al auto para empezar la recorrida, que intentaré registrar con el GPS para despues ponerla sobre algun mapita e incluirla acá.

Del aeropuerto (que se llama Fiumicino, que sería pequeño río) partimos al centro de Roma…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: